Recubrimientos robustos y duraderos para ensilajes de calidad

Las cubiertas de silos, o cubiertas de ensilaje, son un medio eficaz y rentable para almacenar el grano o el pienso para animales, ya que ofrecen protección contra la humedad y el oxígeno, manteniendo sus valores nutricionales.


Las cubiertas de silos también se utilizan para proteger el forraje que se destina a la producción de biogás. Las instalaciones de biogás representan una inversión importante. Por lo tanto, la protección del maíz y de otros cultivos frente al moho es crucial para evitar la pérdida de producción de energía limpia.


En el mercado, se encuentran disponibles numerosos materiales que pueden utilizarse como cubiertas de silos. La lona plastificada lastrada con neumáticos es uno de los sistemas más extendidos en el sector agrario. Por desgracia, tiene una vida útil reducida y genera grandes cantidades de residuos cada año. Aunque, en teoría, este tipo de cubierta puede reciclarse, la mayoría de las cubiertas de silos de plástico suelen terminar en incineradores o en vertederos.

La solución de Firestone para las cubiertas de ensilaje

La geomembrana GeoSmart EPDM de Firestone ofrece una alternativa sencilla, eficaz y de larga duración para las aplicaciones de cubiertas de silos. Su baja permeabilidad al agua y al gas, así como la sencillez de su sistema de instalación, garantizan una excelente conservación de la calidad del pienso y reducen de manera significativa las pérdidas en la parte superior del silo (< 1 %).


Fabricadas en caucho sintético, las membranas GeoSmart EPDM ofrecen robustez, durabilidad y facilidad de uso. Su composición química les confiere una excelente resistencia al ozono, a los rayos UV, a los microoganismos y a las condiciones climatológicas adversas, tales como el granizo o la nieve. Su gran elasticidad permite la expansión y la contracción de la membrana en función de las variaciones de temperatura, sin que esta se vuelva quebradiza y sin que aparezcan grietas. Al ser un producto robusto, permite el tránsito de personas sin riesgo de daños. Además, su textura antideslizante limita el riesgo de accidentes.


Todas estas cualidades hacen que las membranas GeoSmart EPDM tengan una larga vida útil. Pueden reutilizarse durante varios años para proteger la calidad del pienso y reducir de manera significativa los desperdicios. Requieren poco mantenimiento y su proceso de reparación sencillo prolonga aún mas su vida útil.


El EPDM es un material químicamente inerte, por lo que no libera sustancias tóxicas en el aire o el agua, lo que lo convierte en un producto totalmente seguro tanto para los animales que consumirán el pienso como para las personas que utilizarán los productos derivados de dichos animales, tales como la carne o los lácteos.


Con un espesor de 0,8 mm, las láminas de GeoSmart EPDM se fabrican a medida según las dimensiones del silo o pila, lo que garantiza unas óptimas condiciones de almacenamiento anaerobicas. El peso del producto (0,76 kg/m²) reduce la cantidad de lastre necesario, lo que prácticamente elimina la necesidad de utilizar neumáticos.