Nueva ampliación de la sede de conocido fabricante italiano de palés de madera

La empresa italiana Sartorilegno fabrica palés de madera de alta calidad. El proceso empieza eligiendo el árbol adecuado en el bosque, transportándolo, cortándolo en el aserradero de la empresa, transformándolo en palés y distribuyendolo por todo el mundo.

Descripción del proyecto
Ubicación

Fondo, Italia

Tipo de proyecto

Fondo, Italia

Tipo de construcción

Edificio industrial

Superficie

2 600 m²

Productos

RubberGard EPDM 1,5 mm

Sistema

Lastrado/Invertido

A principios de 2021, la empresa construyó un nuevo almacén en su sede principal de Fondo (Trentino), con un sótano de 2600 m² y una planta baja de 1500 m².

Una de los principales desafíos del proyecto era que la cubierta plana del nuevo almacén debía poder utilizarse como lugar de almacenamiento de los troncos y, por tanto, debía poder resistir las vibraciones y el peso de los troncos y de los vehículos utilizados para trasladarlos. Era imprescindible contar con una membrana de impermeabilización elástica, capaz de absorber los movimientos del soporte, así como las tensiones y los impactos provocados por el intenso tráfico de vehículos. También se debía respetar los ajustados plazos de instalación para minimizar las interferencias con el funcionamiento diario de la empresa, que permaneció operativa en todo momento durante las obras.

El diseñador y el cliente eligieron la membrana RubberGard EPDM de 1,5 mm de espesor de Firestone Building Products para impermeabilizar la cubierta plana ya que buscaban un material que fuera al mismo tiempo robusto, rápido de instalar y elástico. Gracias a su excelente elasticidad, RubberGard EPDM se adapta fácilmente a los movimientos de la estructura y puede absorber sin problemas las vibraciones causadas por la maquinaria en movimiento.

El instalador de este proyecto fue Impermenapace, un contratista autorizado de Firestone Building Products con más de 10 años de experiencia en el uso de membranas de Firestone en láminas de gran tamaño, tanto en el ámbito de la impermeabilización de cubiertas como en el de balsas y estanques. El equipo fue capaz de realizar la instalación muy rápidamente, utilizando láminas de membrana de hasta 15,25 m de ancho. La membrana se colocó suelta sobre el sustrato y posteriormente se lastró con hormigón vertido y una capa de acabado apta para el tránsito de vehículos.