Utilización de la membrana GeoGard EPDM para la gestión de efluentes de granjas lecheras (FDE) en Nueva Zelanda

El sector de los productos lácteos de Nueva Zelanda cuenta con casi 5 millones de vacas lecheras y representa una parte importante de la economía del país. Los efluentes de granjas lecheras (FDE) están compuestos por las aguas residuales y de lavado de los lugares donde se cría el ganado en masa. La correcta gestión de estos efluentes puede incrementar la producción y reducir los costes de fertilizantes. Sin embargo, su mala gestión plantea riesgos económicos y medioambientales, ya que la penetración de los efluentes sin tratar en los canales de agua puede afectar a la salud humana y a la calidad del agua.

Descripción del proyecto
Ubicación

Nueva Zelanda

Aplicación

Fosas de estiércol

Membrana

GeoGard EPDM

Los productores de leche de Nueva Zelanda se enfrentan a dos importantes desafíos para garantizar durante todo el año el cumplimiento continuo y eficaz de los exigentes estándares de gestión de efluentes. El primer desafío son las directrices de cumplimiento normativo que establecen las autoridades locales y regionales, así como el creciente número de medidas normativas que regulan la calidad de las aguas circundantes. El segundo desafío son los efectos medioambientales adversos en las granjas y el ganado derivados del exceso de nutrientes provocado por el vertido de efluentes a la tierra.

El buen diseño y la correcta instalación de las estructuras y los embalses de efluentes de granjas lecheras (FDE), así como la selección de la geomembrana correcta para su impermeabilización, son elementos claves para conseguir una gestión eficiente de los efluentes durante todo el año.

Firestone Building Products y su red local de socios e instaladores autorizados ofrecen a los productores de Nueva Zelanda la alianza perfecta gracias a su amplia experiencia y a sus conocimientos sobre las normativas locales.

La membrana GeoGard EPDM de Firestone Building Products, reconocida por su fiabilidad y durabilidad, es ideal para los embalses de efluentes de granjas lecheras (FDE). Su composición química y su proceso de vulcanizado otorgan a la membrana una excelente resistencia a la radiación UV, al ozono y a las condiciones climatológicas extremas. Su excepcional durabilidad hacen de esta membrana la opción perfecta para su instalación en distintos entornos. La elevada flexibilidad de la membrana GeoGard EPDM absorbe los movimientos del sustrato, tales como los seísmos que suelen darse con frecuencia en Nueva Zelanda.

Un embalse de efluentes de granjas lecheras (FDE) normal impermeabilizado con láminas de membrana GeoGard EPDM de gran tamaño (de hasta 15,25 m de ancho) puede instalarse de 2 a 3 veces más rápido que con otras membranas de revestimiento. Entre las ventajas que este producto ofrece a los productores están la reducción general de costes, el menor riesgo de interrupciones en la actividad y removilización de la granja a causa de la instalación, la mayor facilidad de instalación durante el invierno, así como la rapidez en casos de plazos de construcción ajustados. Además, la membrana permite realizar juntas de calidad entre las láminas sin necesidad de equipo especializado.

Los estándares internos de Firestone Building Products son muy exigentes y se han desarrollado tras años de experiencia internacional en todo tipo de circunstancias adversas. Al optar por la membrana GeoGard EPDM, los productores pueden estar seguros de que obtendrán una impermeabilización duradera y de alta calidad, con el respaldo internacional que aporta una marca de confianza de ámbito mundial.